Google+ El Malpensante

Iceberg

Honestos copistas; La misma historia

Ideas, apuntes, chismes, tendencias, habladurías

Honestos copistas

© Kelly Redinger. Design pics. Corbis

En mayo del 2009, cuando publicamos “La farsa de las publicaciones universitarias”, el profesor Pablo Arango decía en un pasaje de su polémico y comentadísimo ensayo que “Aun hoy trabajan en la Universidad de Caldas profesores que fueron denunciados por plagiar un libro entero, lo cual no les ha impedido ser decanos y tener registrados en Colciencias dos grupos de investigación clasificados por esta institución en las más altas categorías de calidad”. Se refería Arango a Josefina Quintero, Pablo Emilio Gómez y Raúl Ancízar, quienes, de una manera que no admite ni sombra de duda, fusilaron de principio a fin el libro Epistemología general del también profesor Luis Enrique Orozco Silva. El hecho ocurrió en 1997, pero apenas fue detectado once años más tarde, gracias a una azarosa combinación de circunstancias.

En su momento Arango denunció el hecho ante la oficina de Control Interno; también llevó el caso ante el Consejo Superior y le escribió una carta a la ministra de Educación poniéndola al tanto. Es posible que a un lector desprevenido semejante celo le resulte sospechoso, pero la cuestión lo ameritaba: en el momento de la denuncia, la señora Quintero fungía como decana de la facultad de Artes y Humanidades, el profesor Gómez había sino nada menos que vicerrector académico y Ancízar figuraba en un grupo de investigación tipo A de Colciencias. No se trataba, pues, de unos profesorcitos de menor rango, sino de tres miembros destacados de la élite académica universitaria.
 
Las denuncias eran tan graves, y las pruebas tan incriminatorias, que el Consejo Superior de la Universidad de Caldas les abrió una investigación. Aquí no vamos a resumir el sainete en que desembocó el proceso; baste decir que en los alegatos los tres profesores acusados sostuvieron argumentos tan chuscos como que “una cosa es un libro y otra un módulo” o que “si uno toma ciertos contenidos, los imprime y no los vende, no está infringiendo las leyes de derechos de autor”.
 
Aquí no v...

Página 1 de 2

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

El Malpensante

Mayo de 2010
Edición No.108

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

La escritura como seducción

Por El Malpensante

3

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

Nuestro Archivo

1 de 4

Elogio del menosprecio


Por Christy Wampole


Publicado en la edición

No. 153



Comentarios exaltados, tuits furiosos, alaridos digitales. Vivimos en tiempos de indignación masiva. Sin embargo, aparte de amargarnos la vida, generalmente no cambiamos nada. ¿Existe al [...]

Vampiros en Cartagena


Por Luis Ospina


Publicado en la edición

No. 101



¿Qué puede salir del encuentro entre tres cinéfilos reunidos para hablar de lo que más les gusta? Esta desempolvada entrevista puede ofrecer una respuesta. [...]

Científicos burócratas


Por David Graeber


Publicado en la edición

No. 151



Los centros de investigación en ciencia y tecnología han copiado en mala medida los vicios del mundo corporativo. El resultado es que el quehacer de la actividad científica transc [...]

Los hombres me explican cosas


Por Rebecca Solnit


Publicado en la edición

No. 164



Una especie de autoridad intelectual masculina, basada exclusivamente en el género, es una de las formas más sutiles y a la vez violentas de discriminación hacia las mujeres. Para [...]

Columnas

La comba del palo

El control del comercio sexual

En uso de razón

¿Qué hay de nuevo en WikiLeaks?

Paseos citadinos

Paseo cartagenero por una Manga sin mangos

El arte del trapecio

Razones y tradiciones

No lo veo claro

Mary Roach y sus cadáveres fascinantes