Google+ El Malpensante

Entrevistas

Escombros, adefesios y farsas culturales

Que es horrible, que hay que demolerlo, que le quieren cambiar el nombre... A partir del polémico caso del aeropuerto Eldorado, un experto en patrimonio apunta unas cuantas verdades incómodas sobre arquitectura y restauración en nuestro país.
 
 
 
 
Germán Téllez, por Roda

La demolición del aeropuerto Eldorado en Bogotá ha desatado una pugnaz controversia entre algunos arquitectos y el gobierno, pero hasta la fecha no parece haber salido nada claro de ese debate. En su opinión, ¿a qué obedece la decisión de tumbar el edificio y no inclinarse por otras alternativas?

El debate sobre Eldorado es noble, pero tan inútil como tardío. En casi todas las posturas oficiales asumidas en el caso del aeropuerto hay rasgos comunes fácilmente identificables: la sombra de un enorme negocio, la tendencia a no polemizar, a no comprometerse con razonamientos que no serían políticamente correctos, a no provocar más insultos por parte del gobierno, ni incomodar a la ministra de Cultura, etc.

En mi opinión, la postura ya tardía y trasnochada en defensa del terminal fue lo que provocó la irritada reacción del gobierno, incluyendo los graciosos insultos del ministro de Transporte a los arquitectos que se pronunciaron en ese sentido durante la Bienal de Arquitectura de 2008, en Cartagena, cuando los instó a “dejar la pendejada romántica” de defender edificios obsoletos, lo cual hoy en día es sinónimo de “obstaculizar grandes negocios”.

Pero, polémicas aparte, no deberíamos olvidar que, como otros géneros de la arquitectura contemporánea, los aeropuertos nacen condenados a una rápida obsolescencia técnica y a unas imprevisibles mutaciones arquitectónicas. Los terminales de todas partes del mundo hechos en los años treinta tendrían una vida útil promedio entre los 15 y 20 años, los de la postguerra, de 20 a 25, y los de los años setenta, como casi todos los edificios de esa época, de no más de 35 a 40. Del terminal original del aeropuerto solo sobrevive parte de la estructura: los pórticos del hall de pasajeros y algo de la torre de control. Pero para que se pudiera hablar de la recuperación o conservación de un e...

Página 1 de 4

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Juan Luis Rodríguez

Es profesor de Arquitectura de la Universidad Nacional de Colombia.

Julio de 2010
Edición No.110

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

La escritura como seducción

Por El Malpensante

3

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

Fentanyl


Por Samuel Andrés Arias


Publicado en la edición

No. 77



¿Y al doctor quién lo ronda? Pues lo ronda, entre otras cosas, una peligrosa tentación en la que muchos caen. Ésta es la impresionante crónica de un anestesista que [...]

En defensa de la novela, una vez más


Por Salman Rushdie


Publicado en la edición

No. 158



La crisis de la novela ha sido anunciada con visos apocalípticos en distintos momentos de la historia de la literatura. A mediados de los noventa, uno de sus más destacados representante [...]

Los hombres me explican cosas


Por Rebecca Solnit


Publicado en la edición

No. 164



Una especie de autoridad intelectual masculina, basada exclusivamente en el género, es una de las formas más sutiles y a la vez violentas de discriminación hacia las mujeres. Para [...]

Cómo escribir y cómo no escribir poesía


Por Wislawa Szymborska


Publicado en la edición

No. 120



Durante tres décadas, Wislawa Szymborska escribió una columna en el periodico polaco Vida Literaria. En ella respondía las preguntas de personas interesadas en escr [...]

Columnas

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores

En uso de razón

Del terrorismo al conflicto interno

No lo veo claro

Hocus pocus

Paseos citadinos

Paseo cartagenero por una Manga sin mangos

El arte del trapecio

Razones y tradiciones