Google+ El Malpensante

Columnas

Izquierda política en Colombia: ¿qué tan viable?

El arte del trapecio

Ante la crisis, un par de preguntas.

© Brooklyn Museum • corbis

 

"Todo lo que existe merece morir."

— Hegel

 

El epígrafe de Hegel que antecede a estas reflexiones no es ni un gran consuelo (sí, está bien: ¿pero ya?) ni particularmente convincente (compadezcamos a Hegel: si hubiera tenido oportunidad de oír a Maria Callas de pronto habría visto las cosas de manera diferente). Pero parece estar colgando como una guillotina sobre el único proyecto político de izquierda que ha sido electoralmente relevante en la historia de Colombia. ¿Está condenado éste a una mustia y pedestre desagregación?

Como todas, la historia política de la izquierda legal en Colombia tiene tanto de largo como de ancho. Tuvo grandes dificultades para contar con alguna base social significativa, y para adquirir un perfil independiente de los dos partidos tradicionales. Los momentos estelares del Partido Comunista, por ejemplo, estuvieron marcados por su alianza con la izquierda liberal (López Pumarejo, el Movimiento Revolucionario Liberal). El advenimiento del Frente Nacional significó en este terreno un cambio cualitativo. La aterradora experiencia de la Violencia, la modernización del país y el hecho de que el Estado adquiriera un perfil relativamente alto dieron multitud de motivos críticos a la intelectualidad, que de pronto descubrió que su cabeza funcionaba mejor sin la cofia bipartidista. Este divorcio entre intelectualidad y partidos resultó crucial. La primera se orientó hacia la izquierda, en un proceso que encontró su culminación en la revista Alternativa de finales de la década de 1970. Cualquier lector interesado verá en el elenco de los miembros de esa publicación a luminarias que aún hoy juegan un papel de primera línea en la vida cultural y en la formación de la opinión en el país. Otros intelectuales impulsaron los proyectos revolucionarios armados. Un texto que constituye un testimonio maravillosamente revelador de qué pensaban los que se fueron por esa línea, y cuáles eran las ideas que circulaban en ese momento, es la “Carta abierta a un analfabeto político” de Tulio Bayer.

La delgada y a veces irritante capa de personas dedicadas a manipular signos verbales podrá ser insignificante en términos numér...

Página 1 de 1

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Francisco Gutiérrez Sanín

Columnista de El Malpensante y El Espectador. Es profesor en el Iepri de la Universidad Nacional de Colombia.

Mayo de 2011
Edición No.119

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

3

La escritura como seducción

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

Científicos burócratas


Por David Graeber


Publicado en la edición

No. 151



Los centros de investigación en ciencia y tecnología han copiado en mala medida los vicios del mundo corporativo. El resultado es que el quehacer de la actividad científica transc [...]

Los hombres me explican cosas


Por Rebecca Solnit


Publicado en la edición

No. 164



Una especie de autoridad intelectual masculina, basada exclusivamente en el género, es una de las formas más sutiles y a la vez violentas de discriminación hacia las mujeres. Para [...]

Vampiros en Cartagena


Por Luis Ospina


Publicado en la edición

No. 101



¿Qué puede salir del encuentro entre tres cinéfilos reunidos para hablar de lo que más les gusta? Esta desempolvada entrevista puede ofrecer una respuesta. [...]

Elogio del menosprecio


Por Christy Wampole


Publicado en la edición

No. 153



Comentarios exaltados, tuits furiosos, alaridos digitales. Vivimos en tiempos de indignación masiva. Sin embargo, aparte de amargarnos la vida, generalmente no cambiamos nada. ¿Existe al [...]

Columnas

La comba del palo

El control del comercio sexual

En uso de razón

¿Qué hay de nuevo en WikiLeaks?

Paseos citadinos

Paseo cartagenero por una Manga sin mangos

El arte del trapecio

Razones y tradiciones

No lo veo claro

Mary Roach y sus cadáveres fascinantes