Google+ El Malpensante

Perfil

Biblioteca de un publicista

Un perfil de Lucho Rodríguez a través de sus libros

Mucho antes de que toda la información estuviera a un clic de distancia, los creativos y diseñadores se valían de otros medios para estar al tanto de las tendencias predominantes. En ese proceso de cinco décadas, Lucho Rodríguez reunió más de 1.500 libros y revistas. Una mirada atenta a su biblioteca es también un recorrido por su vida como publicista.

 

© Archivo familiar • Cortesía Mauricio Rodríguez


Eran las dos de la tarde. Lucho Rodríguez acababa de ir a buscar a su novia Gloria Pérez para llevarla al colegio. Avanzaban juntos en el tranvía por la avenida Jiménez, cuando vieron por primera vez a la turba que se acercaba gritando con machetes en mano: “¡Mataron a Gaitán, mataron a Gaitán!”. Lucho y Gloria saltaron del tranvía. Él corrió a dejarla en su casa y, entre estallidos y saqueos, atravesó las calles como pudo hasta llegar a la sede de la agencia de publicidad McCann Erickson, en la octava con 16, donde había comenzado a trabajar un par de meses atrás. Era su primer trabajo y no quería perderlo. Tenía solo veinte años.

“Yo recuerdo la fecha exacta en la que comencé a trabajar en McCann. Fue el 15 de febrero de 1948, el día del cumpleaños de mi madre. La agencia había abierto en Colombia unos años antes, en el 45, con un team de Brasil y Argentina, porque aquí estaba la Standard Oil Company, el cliente número uno de McCann en Nueva York. Yo entré como ayudante del director de arte, James Martin, un inglés a quien le debo todo lo que soy. Inicialmente yo limpiaba sus pinceles, cambiaba el agua de los frascos donde preparaba el color, y él me reservaba pedazos de cartón para que yo trabajara en la noche y al día siguiente le llevara cosas. Yo era lo que en esa época llamaban despectivamente un ‘pintamonas’. No entendía de tipografía, no sabía quién era Bodoni, qué era la Helvetica, no sabía nada. Junto a Jim Martin aprendí todo lo fundamental y después me fui nutriendo con las revistas y los libros. Él creyó siempre en mí y siento que no lo defraudé.

”Fue por esa época cuando Gloria me regaló mi primer libro: 101 Roughs, de Don May. Son layouts en trazos rápidos con los que aprendí muchísimo sobre los elementos que componen un aviso publicitario. Yo le había dicho a Gloria que me encantaba ese libro, y ella, haciendo un esfuerzo enorme, me lo regaló. En esa época le costó 17 pesos y eso era una bestialidad; con decirte ...

Página 1 de 3

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Claudia Maria Gutierrez

Maravilloso artículo. Lucho Rodríguez es un personaje fascinante. Y su biblioteca, en Casatinta, un tesoro que vale la pena visitar, para hojear una y otra vez.

Su comentario

Ángel Unfried

Director y editor de la revista El Malpensante. Ha colaborado en Diners, Shock, Bacánika, La República y El Heraldo. Editor y relator de varios talleres de la FNPI.

Agosto 2015
Edición No.166

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

3

La escritura como seducción

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

Científicos burócratas


Por David Graeber


Publicado en la edición

No. 151



Los centros de investigación en ciencia y tecnología han copiado en mala medida los vicios del mundo corporativo. El resultado es que el quehacer de la actividad científica transc [...]

Vampiros en Cartagena


Por Luis Ospina


Publicado en la edición

No. 101



¿Qué puede salir del encuentro entre tres cinéfilos reunidos para hablar de lo que más les gusta? Esta desempolvada entrevista puede ofrecer una respuesta. [...]

Elogio del menosprecio


Por Christy Wampole


Publicado en la edición

No. 153



Comentarios exaltados, tuits furiosos, alaridos digitales. Vivimos en tiempos de indignación masiva. Sin embargo, aparte de amargarnos la vida, generalmente no cambiamos nada. ¿Existe al [...]

Los hombres me explican cosas


Por Rebecca Solnit


Publicado en la edición

No. 164



Una especie de autoridad intelectual masculina, basada exclusivamente en el género, es una de las formas más sutiles y a la vez violentas de discriminación hacia las mujeres. Para [...]

Columnas

La comba del palo

El control del comercio sexual

En uso de razón

¿Qué hay de nuevo en WikiLeaks?

Paseos citadinos

Paseo cartagenero por una Manga sin mangos

El arte del trapecio

Razones y tradiciones

No lo veo claro

Mary Roach y sus cadáveres fascinantes