Google+ El Malpensante

Ficción

Tac, Tap, Tac

(Basado en el episodio ''Signal 30'' de Mad Men)

.

© Park Dale

 

1

Ciudad

Enclavado en medio de Manhattan, el apartamento de Rebecca y Lane Pryce resulta ser una diminuta isla británica a diecisiete pisos de altura. ¿Los muebles?, ¿la vajilla?, ¿los cuadros?, no es fácil precisar a qué se debe; lo cierto es que todo el que entra siente que en cualquier momento va a llover. Aun así Rebecca se niega a llamarlo hogar. A pesar del empeño por reproducir el apartamento que tienen en Londres, Rebecca sigue tropezando de vez en cuando con el brazo de un sillón o la esquina de una mesita, busca las tazas donde guarda las teteras y las teteras donde guarda la cristalería, y le hacen falta justo el abrigo marfil y los Mary Jane crema que no tuvieron espacio en la valija, ahora nada hará juego con las perlas. Perlas para qué si los americanos no sabrían apreciarlas. Perlas para qué si casi nunca salimos. Perlas, por fin, para salir este día: es el 30 de julio de 1966 y los ingleses se enfrentan a la Alemania Federal por la Copa Mundial en casa.

En un par de horas el fútbol dejará de ser fútbol y Alemania caerá derrotada. Los Pryce estarán cantando “God Save the Queen” a bloody pulmón en el pub de la Octava Avenida junto a los Baker y un puñado más de ingleses que jamás creyeron poder ganar en el juego que habían inventado. En realidad a Rebecca Pryce poco le importa el fútbol, lo mismo que a su esposo, Lane. Pero ha decidido que si no es posible construir una pequeña Inglaterra en su apartamento, más le valdría hacerlo por fuera. Esa tarde, por fin, izará bandera. Al almuerzo, entre gravy y pudding, Edwin Baker revelará ser representante de Jaguar Cars, el cliente ideal para SCDP, la empresa donde Lane es contador: seguro que entre gentlemen se logran entender. Annette Baker, por su lado, estará ocupada elogiando el conjunto de Rebecca: qué perlas, qué tacones divinos, qué bordado exquisito el del abrigo. Qué día, qué partido, God save the Queen.

Pero está dicho que se trata de un apartamento inglés: por ahora no hay movimiento ni rastro de emoción. Rebecca, con las perlas ocultas entre el abrigo, mira y remira y duda de sus tacones Siena. Lane, todavía con el albornoz abotonado, sale del cuarto y cam...

Página 1 de 2

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Nicolás Rodríguez Sanabria

Economista y escritor habitual. Ha colaborado también con Cartel Urbano

Diciembre de 2017
Edición No.192

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

3

La escritura como seducción

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

Los hombres me explican cosas


Por Rebecca Solnit


Publicado en la edición

No. 164



Una especie de autoridad intelectual masculina, basada exclusivamente en el género, es una de las formas más sutiles y a la vez violentas de discriminación hacia las mujeres. Para [...]

En defensa de la novela, una vez más


Por Salman Rushdie


Publicado en la edición

No. 158



La crisis de la novela ha sido anunciada con visos apocalípticos en distintos momentos de la historia de la literatura. A mediados de los noventa, uno de sus más destacados representante [...]

Fentanyl


Por Samuel Andrés Arias


Publicado en la edición

No. 77



¿Y al doctor quién lo ronda? Pues lo ronda, entre otras cosas, una peligrosa tentación en la que muchos caen. Ésta es la impresionante crónica de un anestesista que [...]

Cómo escribir y cómo no escribir poesía


Por Wislawa Szymborska


Publicado en la edición

No. 120



Durante tres décadas, Wislawa Szymborska escribió una columna en el periodico polaco Vida Literaria. En ella respondía las preguntas de personas interesadas en escr [...]

Columnas

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores

En uso de razón

Del terrorismo al conflicto interno

No lo veo claro

Hocus pocus

Paseos citadinos

Paseo cartagenero por una Manga sin mangos

El arte del trapecio

Razones y tradiciones