Padre al hijo, hijo al hijo, somos los hombres los que comunicamos la nostalgia y lo perenne del género. Madre a la hija: la ternura...”

Publicado por Raúl A. Mejía.